Por puro capricho

POR PURO CAPRICHO:

Hay distintos momentos de la vida en los que es más probable que invirtamos en decorar nuestras.

Se puede comprar o regalar arte por puro capricho, tras enamorarse de una obra. Cualquier fiesta: celebrar un cambio, un cumpleaños o un aniversario…, se convierten en la mejor manera de colgarla en nuestro salón.

Elige un cuadro y compártelo en tus redes sociales como “lista de deseos” o busca una excusa para conseguir premiarte (o que te premien) con él. El arte protagonista de la fiesta.

Prepararemos para ti un enlace oculto a tu lista de deseos para que puedas compartir tus sueños… o escribir con facilidad la carta a los Reyes Magos.

Escríbenos, queremos que consigas esa obra de arte que completa tu casa o tu despacho.

9 + 6 =