#estamosmuycerca

#estamosmuycerca

En las pruebas más amargas

se descubren las mayores fortalezas.

Queremos estar cerca unos de otros.

Ahora nos reunimos, hasta cuando estamos en completa soledad, para aplaudir juntos a nuestros sanitarios y, con ellos, a todos los profesionales que nos permiten confiar en que esto pronto pasará y en que seremos más fuertes. Nuestra esperanza reside en nuestros compatriotas, desde los que se ocupan de limpiar los hospitales o reponer productos en los supermercados, hasta los que investigan para conseguir una vacuna. Sabemos que todos estamos intentando dar lo mejor de nosotros mismos, cumpliendo con la orden de quedarnos en casa o saliendo a esterilizar las calles. Todos juntos “trabajando a una” por muy separados que estemos.

El arte es un granito más para llenar de belleza ese reloj de cristal por el que discurre la arena.

Cada vez que leemos una noticia positiva, descubrimos una donación de material o comprobamos que unos policías dedican un rato de una ronda para ir a felicitar a un niño enfermo que cumple años… nuestra carga parece menos pesada. La belleza y la bondad tienen ese mágico poder.

Hemos empezado una iniciativa en Redes con el Hashtag #estamosmuycerca. Les hemos pedido a nuestros artistas que nos dejen compartir sus obras con un comentario personal.

Todos se han animado a participar y estamos publicando todo ese arte que han querido compartir en Redes Sociales.
Una especie de abrazo virtual sin🦠
Paradójicamente, estar aislados es la manera de estar más unidos y más cerca. Estamos tan cerca!!!! Tan cerca!!! Tan cerca de nuestro personal sanitario, de nuestras fuerzas de seguridad…
Gracias a todos por “estar cerca”.

Desde hoy, vamos a ir subiendo esos cuadros, con las explicaciones de sus artistas al blog, queremos conservar toda esa belleza.

UN VERANO EN RONCAL

Javier Aoiz Orduna

2012, acrílico/lienzo, 195×195 cm

 

Tengo recuerdos blancos,
la pared, el techo, el cielo blanco también.

El silencio también blanco, el frío blanco
y las agujas negras de los pinos.

Extracto del libro de artista Qué manía de pensar/Con lo bonita que era la nostalgia Charo Sánchez/Pepa Aoiz
Texo: Charo Sánchez

Esta obra de gran formato la pinté a lo largo de la primavera de 2012, un año que ha sido clave en mi vida. Resultó finalista en el XXVII Premio BMW de Pintura y estuvo expuesta en la Casa de Vacas del Parque de El Retiro, en Madrid.

Fue también el primer cuadro que compartí con quien se ha convertido en mi compañero de viaje en esta aventura que es la vida. Por todo eso, lo he elegido en primer lugar para mostrarlo en redes sociales. Porque, además, tiene una serie de connotaciones personales que lo hacen todavía más cercano y querido. Y porque lo considero uno de mis mejores trabajos hasta la fecha.

Representa la casa familiar en Roncal, un precioso pueblo del Pirineo navarro, donde nació mi madre, donde hemos pasado tantos veranos y donde se hunden los más profundos recuerdos de mi niñez.

En esta pintura destacan los colores verdes, ocres, amarillos y, sobre todo, un gran plano verde pistacho que ocupa casi una cuarta parte del lienzo. La potente luz de agosto inunda el paisaje, calienta el frescor de la mañana roncalesa, amarillea los prados y sombrea el jardín delante de la casa.

Mi madre cocina y mi padre recoge el cortacésped. Aunque no se los vea, están más que presentes.

También hay un nogal, un pino y un níspero, despojado ya de sus frutos.

Una casa blanca que no está vacía sino llena de vida y de colores, que tiene sus ventanas abiertas como invitación a disfrutar de un plácido día de verano.

 

Isabel Pintado también ha colaborado

acompañando su cuadro con un poema.

Pintura y poesía de la misma mano, una maravilla:

“Me convertí en agua azul,
pasé sobre el trazo incesante de tu huella,
más tarde paré los días grises de arena amarga.
Comencé a soñar.”

Y también hemos compartido en RRSS la obra de Jose Manuel Martínez.


Su escultura “La Mañana” pertenece a la Colección permanente del MEAM de Barcelona y es una auténtica maravilla. “La Mañana es el comienzo del día, todo es nuevo, amar la vida es amar a cada ser humano y a la naturaleza”.

Cuando vemos la obra de José Manuel comprendemos que somos muy afortunados por conocer al Miguel Ángel de S. XXI.

Y la obra de Begoña de Erausquin

“El Soho, Nueva York” (61×50 acrilico sobre canvas).


La pintora nos dice que trató de de captar el aire que se respira. Algo que, sin duda, ha conseguido porque hoy… ¡os invitamos a NY de forma virtual!

¡Ánimo! ¡Hay mucha belleza!

 

 

One Response

  1. Maravillosa iniciativa… Maravillosas obras y preciosas palabras.
    Felicidades.
    Gracias : )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *